Selección de Freelancers: qué tener en cuenta al momento de buscar y elegir un candidato

Realizar la selección del candidato ideal no es tarea sencilla. No basta sólo con mirar el historial laboral sino que hay que ir más allá. En este post resumimos los puntos básicos a tener en cuenta al momento de elegir un colaborador freelance para tu equipo 😉

1) Determinar la necesidad

Como primer paso, es importantísimo determinar cuál es la necesidad que estás buscando cubrir, y cuáles son las habilidades específicas que tiene que tener el perfil requerido. Es esencial tener en claro cuestiones como función/rol, necesidades de interacción del nuevo integrante con otros miembros del equipo, condiciones de contratación, plazos de entrega, alcance del proyecto (si será a corto, mediano o largo plazo) y presupuesto a asignar.

2) Armar la descripción del perfil que necesitas

Una vez definida la necesidad, es hora de armar la descripción del perfil. Te sugerimos que el nombre del proyecto o rol sea lo más claro posible para que las posibilidades de malinterpretarlo sean mínimas. Sé claro con tus expectativas: especifica el perfil y función que deseas cubrir, y no olvides determinar tiempos de entrega y presupuesto del proyecto. Puede resultar muy útil que coloques links de referencias (websites, blogs, documentos online, etc.) para clarificar sobre qué es lo que tendría que trabajar el candidato.

3) Analizar las propuestas de los candidatos

Ya publicada la oferta de trabajo, las postulaciones no se harán esperar. Analiza en detalle el perfil de los candidatos que más te llaman la atención.

cómo hacer la selección del freelancer

Además de revisar el CV, realiza tu propio relevamiento en buscadores, redes sociales, websites o blogs personales que el candidato mencione, referencias que incluya de trabajos anteriores, su portfolio profesional (esto te dará una buena idea del gusto, estilo y profesionalismo del postulante) y muy especialmente los Feedbacks y Ratings, funcionalidad que ofrece Workana y que permite tener una reseña del desempeño de cada candidato. Todos estos elementos tendrán que evaluarse como un todo. Muchos candidatos utilizarán el precio como diferencial para posicionarse, pero definitivamente no recomendamos guiarse meramente por esto, ya que muchas veces los precios son bajos pero los trabajos no resultan de calidad.

4) Establecer el primer contacto

Seleccionados los perfiles más acordes a la búsqueda, es importante establecer una comunicación uno a uno (puede ser vía e-mail) y aprovechar la oportunidad para indagar aún más sobre experiencia propia en el campo y trabajos similares realizados. Puede también encargarse un test de habilidades o solicitarse un trabajo simulado que sirva para evaluar aptitudes y competencia de los candidatos. Realizados estos primeros filtros, el próximo paso será la entrevista, una muy buena oportunidad de relacionamiento que será clave para ir al detalle y conocer más en profundidad al candidato. Aquí es importante prestar atención a cómo se presenta el candidato y cómo destaca su diferencial y su forma de trabajar. Esta instancia también puede aprovecharse para solicitar más referencias o trabajos de portfolio si fuera necesario.

5) Proporcionar información

Elegido el candidato para cubrir la vacante, es clave brindarle toda la información necesaria y materiales de apoyo para la ejecución de la tarea. Es importante dejar en claro expectativas generales, cuáles serán los puntos de contacto y las vías de comunicación, deadlines y etapas del proyecto si las hubiere, y cualquier otro dato necesario para el cumplimiento del proyecto en tiempo y forma.

Seguramente no te dará por igual encontrar el candidato perfecto y terminar tu proyecto en plazo y acorde a tu presupuesto, a elegir mal y que todo resulte en un fracaso. Lo interesante es que, además de sugerirte tener estas consideraciones en mente, en Workana te ofrecemos muy buenas funcionalidades para que el proceso de selección sea lo más acertado posible. ¡Pruébalo tú mismo!

Por: Jesica Mraz

11 Comentarios
  1. […] Es muy común que en nuestras vidas surjan imprevistos que nos hagan abandonar o postergar nuestros planes. Por lo tanto, si eres un profesional que ya se comprometió a aceptar un proyecto, tendrás 24 horas desde el momento en que aceptes la propuesta para planificar tu agenda y, de optar por ella, mantener tu palabra. Si en esas 24 horas te das cuenta que no serás capaz de realizar el proyecto, entra en contacto con nosotros para que el proyecto sea reabierto y el cliente pueda seleccionar otro profesional. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *