Ventas en Facebook: ¿cómo generarlas?

Recientemente hemos mencionado el poder de las redes sociales para tu empresa. Además de cosas que se escucharon mucho en los últimos tiempos como “generar conversación” y “desarrollar una comunidad”, redes como Facebook permiten algo simple y concreto: generar ventas.

Si tu negocio es un ecommerce o ya tienes experiencia desarrollando estrategias de marketing digital probablemente ya estés familiarizado con estas ideas. Pero si estás comenzando a incursionar en el mundo de las ventas en internet, seguramente encuentres cosas muy útiles.

Vender en Facebook

La imagen

Lo primero y principal es ocuparse de contar con una buena página para el negocio. Es importante que sea una página y no un perfil como si fuera una persona, ya que tienen características muy distintas.

La página de tu negocio en Facebook debe tener un buen diseño, lo cual implica armar bien las imágenes correspondientes (recuerda nuestra nota con los tamaños de las imágenes en las redes sociales). Es importante en este punto transmitir una imagen profesional y atractiva.

Tienda virtual vs. comercialización “a mano”

Para desarrollar Facebook como un canal de ventas y aprovechar al máximo su potencial, lo ideal es configurar una tienda virtual dentro de la misma página. Hay numerosos servicios que lo ofrecen o puedes contratar un profesional freelance para que te la desarrolle. Esto permitirá que los interesados, sin salir de Facebook, puedan ver los productos, analizar sus características y precios y efectuar la compra, todo esto sin necesidad de registrarse o completar formularios extensos. De esta manera, los seguidores que vayas consiguiendo podrán fácilmente convertirse en clientes.

Otra opción, tal vez útil en los comienzos de tu negocio o si tienes un catálogo de productos reducido, es no contar con la tienda virtual sino manejarse con las herramientas más artesanales: publicaciones y mensajes. O sea, podrías publicar la foto de un producto y en su descripción decir “Producto ABC. Precio $X. Para comprar uno enviar un mensaje privado”. Así, aquellos quienes quieran comprarlo enviarán un mensaje y luego se llega a un acuerdo en cuanto a entrega y formas de pago. Hacer las ventas en Facebook con este método resultará imposible si uno vende 150 productos distintos o si espera generar enormes volúmenes de venta (ya que no es nada automático), pero puede servir para empezar de a poco a hacer una prueba.

Difundiendo tu negocio

Una vez montada tu página y la tienda virtual, hay que darle visibilidad y lograr que muchas personas se interesen.

Para conseguir seguidores en una página de Facebook uno siempre comienza por familia y amigos, pero esto sólo conseguirá algunas decenas de likes e interesados. Para dar un salto más grande, será crucial desarrollar algún contenido con muchísimo atractivo viral (una hazaña interesante pero dificultosa) o invertir dinero en publicidad. La plataforma de publicidad en Facebook está cada vez más desarrollada y completa, permitiendo hacer un alto nivel de segmentación y así llegar a diversos públicos seleccionados, lo que nos permitirá llegar exactamente al grupo de personas que, creemos, estarán interesadas en nuestros productos o bien probar diversos públicos y ver cuál responde mejor.

Publicaciones en la página de Facebook

En paralelo con traer gente interesada, debemos mantener los contenidos actualizados e interesantes. Para esto es útil contar con un community manager; un profesional con conocimientos sobre cómo interactuar con los seguidores y hacer crecer la comunidad. Si bien uno puede estar apuntando a simplemente vender en Facebook, lo cierto es que las publicaciones de la página deben ser sobre otras cosas además de ventas. Está perfecto mencionar un producto propio y promocionarlo, pero también hace falta publicar contenidos “no comerciales”, o sea dentro del mismo rubro pero que le interesen a los seguidores más allá de si compran o no. De esta forma se mantendrán interesados por la página como para seguir conectados a ella y viendo sus publicaciones.

—-

Con estos puntos básicos, estaremos encaminados hacia tener Facebook desarrollado como un excelente canal de ventas. Cada uno de estos asuntos merecería un artículo aparte ya que tienen muchas peculiaridades, pero al menos ya hay aquí una introducción.

Adicionalmente, más allá de tener estos factores cubiertos, entrarán en juego otros como el precio, lo atractivo de tu producto, el rubro, etc. Eso existirá buscando realizar ventas en Facebook o en cualquier lado, por lo que siempre debe tenerse en cuenta. En términos generales, lo importante con esto es recordar que Facebook puede resultar muy útil pero, como cualquier otro canal, necesitará trabajo y optimización hasta que rinda sus frutos. Para estas cosas siempre puede ser útil consultar a un experto en ecommerce o marketing digital y asegurarnos de estar en el buen camino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *