Luis A. M. E. freelancer experto en Traducción al Español

Luis A. M. E.

Traductor y redactor de alta calidad en español

5.00 / 5

Colombia
Valor hora:

CO$ 10,00

Redacción y Traducción

Habilidades (Máximo: 7)
Calificaciones de clientes

Cliente privado Hace 9 meses

Proyecto privado
Sobre mí
Médico, especialista en Patología, Magister en filosofía, trabajé como profesor universitario durante 22 años y estoy retirado actualmente de la profesión y la academia. En el ejercicio de la profesión obtuve gran experiencia en locución de audio, traducción del inglés al español y redacción en general.

Aquí tiene un ejemplo de mi estilo:
LA HORA DEL PAN
Harina, sal, una pizquita de levadura, un tris de azucar para activar,  y empieza el trabajo. El amasijo coge textura pegajosa, casi imposible de manejar. Hombros y dedos se tensan. Por la nariz, resbalan las gafas. Empieza a manar sudor. Con el esfuerzo, la harina se pega a la piel,  como suelda. Las manos están presas. La masa no progresa. Es la hora del pan.
Nunca se me había ocurrido. Es tan fácil conseguirlo en la tienda de la esquina que nos olvidamos de que el pan es trabajo. Y olvidamos que la vida es como hacer pan. Hombros que  soportan todo esfuerzo, mil pruritos en la piel que no podemos aliviar porque las manos están atadas en una masa sin forma. Y todo lo que se toque mientras se amasa se impregna de pegote. Tal vez  hacer pan sea la vida misma.
Empezamos a vivir con lo que nos dio la infancia. Unas manos, unos pies, una piel y un pensamiento sin forma, como  masa. Viene la adolescencia, las hormonas. Y parece que la masa se hiciera más fácil de manejar; nos sentimos fuertes. En la adultez, ya tallan los hombros. Y las gafas amenazan con caer. Y el sudor rueda en la cara, como lágrima. Y seguimos amasando nuestro pan sin imaginar siquiera el resultado. Y unas veces el pan no sube; otras veces, el pan se quema; otras veces la masa se fermenta. Y al final tenemos que entender que esos errores del pasado no se pueden corregir. A veces pienso que tal vez no sean errores. Me gusta imaginar que sólo son  ingredientes que nos da la vida en la  madurez para empezar a amasar nuestro próximo pan. Después de todo,  en el fondo, todo el tiempo  somos panaderos.
LUIS ALFONSO MEJÍA ECHEVERRI
Historia laboral
Universidad de Caldas: Profesor asociado, fac de Ciencias para la Salud 1988 - 2008
Hospital San Jorge: Médico Patólogo 1986-1989
Instituto Caldense de Patología: médico patólogo 1991- 2017
Examen Estado
ESPAÑOL INTERMEDIO
Idiomas

Proyectos finalizados: 1

Último login: Hace 3 meses

Registrado: Hace 11 meses