Sara E. M. D. freelancer experto en Redacción, Servicio al Cliente, Traducción al Inglés

Sara E. M. D.

Financiera Bilingüe experta en Ventas y Redacción.

0 / 5

Mexico

Finanzas y Administración

Sobre mí
Soy una mujer inteligente y organizada, que gusta del trato con la gente y de la calidad en cada aspecto de la vida. Tengo una hija de tres años que demanda tiempo, dinero y ejemplo. Ella es mi motivo para ser la mejor versión de mi misma.  Tener a mi hija ha sido un parteaguas en mi camino profesional.  Cuando mi hija era lactante me di cuenta de que ya no podía estar en la oficina 8 horas seguidas (o más) y desde entonces he estado aplicando estrategias diversas para poder ser el sustento económico de mi hija y al mismo tiempo su mamá. La realidad es que tengo muchas habilidades como profesionista y he adquirido otras tantas en esta aventura de ser mamá.

Tengo formación universitara en Administración Financiera, fui asesor de inversiones los primeros años de mi vida laboral, durante la crisis hipotecaria de 2008 el mercado financiero fue un caos y pude darme cuenta de que no quería vivir algo así otra vez. Una vez visualizado lo anterior, y cuando el mercado regresó a la estabilidad, dejé mi cartera y opté por el camino de las ventas. Trabajé para Nestlé como asistente de ventas durante un año en el que pude aprender a organizar juntas nacionales, llevar inventarios por volumen, y me hice experta en Excel. Luego pasé a una supervisión de ventas en tiendas de autoservicio, fue en este momento cuando pude aprender mucho de mercadeo y a hacer negociaciones directas. Después tuve la oportunidad de trabajar en la industria farmacéutica como representante de ventas, donde tuve la oportunidad de reforzar mi servicio al cliente y adquirir habilidades avanzadas de venta. Hasta este momento todos mis trabajos habían sido de tiempo completo, no había llegado Sabina (mi hija) al mundo y podía dedicarle mi vida al trabajo. Debo decir que no fue la decisión más acertada, pues además de tantas experiencias laborales viví un proceso de divorcio.

Después del divorcio terminé muy desgastada y decidí buscar un trabajo mucho menos absorbente: entré a un call center y fui agente bilingüe  de servicio al cliente para Sprint. Durante este trabajo conocí al papá de mi hija y me embaracé. La compañía para la que trabajaba me dio la opción de partir mi horario para poder seguir amamantando a mi hija. Así que trabajaba 3 horas en la mañana y luego 4 horas en la noche. Pronto el sueldo este empleo comenzó a ser insuficiente ante los gastos que se incrementaban constantemente y me contraté como maestra de inglés e una primaria privada. Como maestra tenía tiempo suficiente para dedicarme a mi hija, pero la presión económica continuaba. Después de completar un curso escolar como maestra, volví a buscar trabajos mejor remunerados. Todos estos trabajos exigen un horario de tiempo completo o viajes a otras ciudades, condiciones muy difíciles de cumplir para mí... pero terminé aceptando uno. Hoy en día soy administradora de una Clínica de Homotoxicología. Soy responsable de las ventas de la clínica y de la administración de los recursos, del pago de servicios, de la contratación de proveedores y de la administración de personal.

Mis habilidades profesionales se ven ahora resaltadas por todo lo que he aprendido a nivel personal en el aprendizaje de ser madre: ahora soy mucho más paciente, aprendí el valor de predicar con el ejemplo, soy determinada, aún más disciplinada que antes y muy alegre.
Historia laboral
Tengo formación universitara en Administración Financiera, fui asesor de inversiones los primeros años de mi vida laboral, durante la crisis hipotecaria de 2008 el mercado financiero fue un caos y pude darme cuenta de que no quería vivir algo así otra vez. Una vez visualizado lo anterior, y cuando el mercado regresó a la estabilidad, dejé mi cartera y opté por el camino de las ventas. Trabajé para Nestlé como asistente de ventas durante un año en el que pude aprender a organizar juntas nacionales, llevar inventarios por volumen, y me hice experta en Excel. Luego pasé a una supervisión de ventas en tiendas de autoservicio, fue en este momento cuando pude aprender mucho de mercadeo y a hacer negociaciones directas. Después tuve la oportunidad de trabajar en la industria farmacéutica como representante de ventas, donde tuve la oportunidad de reforzar mi servicio al cliente y adquirir habilidades avanzadas de venta. Hasta este momento todos mis trabajos habían sido de tiempo completo, no había llegado Sabina (mi hija) al mundo y podía dedicarle mi vida al trabajo. Debo decir que no fue la decisión más acertada, pues además de tantas experiencias laborales viví un proceso de divorcio.

Después del divorcio terminé muy desgastada y decidí buscar un trabajo mucho menos absorbente: entré a un call center y fui agente bilingüe  de servicio al cliente para Sprint. Durante este trabajo conocí al papá de mi hija y me embaracé. La compañía para la que trabajaba me dio la opción de partir mi horario para poder seguir amamantando a mi hija. Así que trabajaba 3 horas en la mañana y luego 4 horas en la noche. Pronto el sueldo este empleo comenzó a ser insuficiente ante los gastos que se incrementaban constantemente y me contraté como maestra de inglés e una primaria privada. Como maestra tenía tiempo suficiente para dedicarme a mi hija, pero la presión económica continuaba. Después de completar un curso escolar como maestra, volví a buscar trabajos mejor remunerados. Todos estos trabajos exigen un horario de tiempo completo o viajes a otras ciudades, condiciones muy difíciles de cumplir para mí... pero terminé aceptando uno. Hoy en día soy administradora de una Clínica de Homotoxicología. Soy responsable de las ventas de la clínica y de la administración de los recursos, del pago de servicios, de la contratación de proveedores y de la administración de personal.

Rankeado: No está rankeado

Último login: Hace 8 meses

Registrado: Hace 9 meses